¿Que es Satya Yoga? | Satya Yoga - Escuela de Yoga en Oviedo
201
page-template-default,page,page-id-201,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿Que es Satya Yoga?

Los cuatro pilares de

SATYA YOGA

RESPIRACIÓN: Una de las claves, está conectada a la mente. Patrones de respiración adecuados procuran relajación mental. Cuanto más despacio repiras más energía y   más oxigeno llegará a tu sangre. Una respiración calmada ralentiza el movimiento mental, seremos capaces de obervar su contenido y trabajar con los mecanismos que   nos resulten más o menos satifactorios para nuetra vida.

CONSCIENCIA: Estando presente en el aquí y el ahora obtenemos más beneficios de la práctica de yoga (si no, no es yoga). La actitud con la que llevamos a cabo la  práctica nos ayudará. No compitas, no compares, entregaté durante el tiempo que dure la clase. Tu beneficio obtenido a través de la práctica se reflejará en todas las areas  de tu vida. Que mejor regalo para aquellas personas importantes para ti!!

Respira y verás!!

yoga-finalidad

…obsérvate…

RESPONSABILIDAD: Escucha tu cuerpo y tu respiración. Estos elementos te guiarán en todo momento para saber la intensidad que se debe aplicar para ejecutar cada     postura. Debemos cuidar nuestro cuerpo, la idea es mantener una práctica prolongada en el tiempo, evitando lesiones y movimientos inapropiados.

ALINEACIÓN / INTEGRACIÓN: La conexion con la tierra, el enraizamiento, aquellas partes del cuerpo que forman la base de la asana. El resto de la postura dependerá de como coloquemos los cimientos, la alineación es fundamental. Queremos practicar toda la vida, CUÍDATE. Según coloques tus pies así se colocará tu pelvis, la cintura escapular, hombros y así sucesivamenete.

La integración de acciones es otra de las claves. Debemos pasar de una atención concéntrica (dharana) a una atención periferica (dhyana). En la segunda el centro desaparece y la conciencia se expande. Somos capaces de llevar la atención a diferentes puntos del cuerpo al mismo tiempo. Respiración, vinyasa y bandhas deben integrarse en una acción total.

Dirección: Nacho Kaleta

Una pregunta  que frecuentemente me hacen amigos o alumnos es: ¿por qué empezaste a hacer yoga?

Pues la verdad aun no tengo la respuesta, realmente creo que el yoga me encontró a mí.

Recuerdo que en 2005/06 tener el deseo de querer hacer yoga, tenía que probar.  No sabía porque, amigos y relativos no practicaban.

Tengo un vago recuerdo o sueño, no sabría decir, de alguien haciendo posturas y estiramientos bajo un árbol, en el parque. No estoy seguro de saber que era el yoga.

Así que tras devenires de la vida empecé a practicar yoga en 2007. Empecé practicando Vini yoga y al cabo del año empecé Ashtanga vinyasa yoga.

A los 3 meses de empezar yoga los efectos beneficiosos a nivel corporal y mental eran patentes. Después de 3 años de práctica empecé a viajar a Asia, especialmente la India.

En mi segundo viaje la vida me llevo al norte de India, a Rishikesh. Un área a los comienzos de los Himalayas donde la práctica espiritual fue muy intensa en el pasado. Sabios y yoguis solían vivir a la ribera del rio Ganges entregados a la búsqueda de lo absoluto.

En Rishikesh encontré a mis maestros de yoga actuales, Kamal Singh y Sunil Sharma, con ellos profundicé en la práctica y metodología del yoga desde diversos aspectos. Tanto mental y físico como filosófico. Su entrega, paciencia y compasión han sido fundamentales.

Gratitud hacia los maestros.

En 2012 empecé a enseñar yoga en la escuela de mi maestro, Tattvaa Yoga Shala, bajo el tutelaje de Guruji Kamal y Guruju Sunil. Desde entonces he impartido clases de yoga y metodología del yoga en Grecia, España, Israel y China además de India.

LUCÍA JAULAR

 

El yoga entro en mi vida por casualidad , hace diez años o así aproximadamente. Siempre he practicado deporte, me gusta ir al gimnasio, cuidarme y probar actividades nuevas y así comencé con el yoga, como un hobby, pero con el tiempo empecé a profundizar en mi practica y descubrí mi pasión y vocación por esta disciplina. Me gusta variar los estilos y sigo formándome a través de talleres, formaciones y retiros con profesores y maestros que me inspiran, me gusta ir a clases de yoga porque siempre aprendo de los demás profesores y así conocí a Nacho kaleta y comencé a acudir a sus clases.

CARLA SOTO

 

Desde muy pequeña Carla se ha sentido conectada a su cuerpo como vehículo de expresión de su ser interior. A edad temprana se inició en el mundo de la danza clásica hasta la adolescencia. Combinó sus estudios con otros deportes como la natación y la gimnasia deportiva, así como otras disciplinas artísticas de la danza como la contemporánea.

Hace unos años como consecuencia de una lesión en la rodilla comenzó a practicar yoga. Al principio era una herramienta para el cuerpo pero poco a poco fue conectando con las capas más sutiles de esta disciplina ancestral, desde la mente y las emociones por citar algunas. Estas experiencias internas le han llevado al auto-indagamiento y a la profundicacion del yoga desde diferentes vertientes. Asana, pranayama, anatomía, alineación…. Fascinada por las innumerables facetas ocultas del yoga sigue investigando con interés y devoción.